"Cimbrar el escenario electoral y el imaginario nacional con nuevas formas de hacer política mediante estrategias colectivas"

December 19, 2017

 

 

Hemisferio Izquierdo (HI): ¿Qué balance puede realizar del escenario político en México en el 2017 frente al proceso de candidatura del Consejo Indígena de Gobierno?

 

Ana Lilia Félix (ALF): En el escenario de la política de “arriba” la lucha por llegar a la administración del Estado, -por cierto, un estado nacional debilitado por el neoliberalismo-, ha provocado mayor fragmentación al interior de los partidos políticos y de corrientes de las antiguamente sólidas instituciones electorales. De cada vez más bajo nivel, la pugna entre las cúpulas partidistas ha evidenciado la crisis identitaria, ni siquiera ideológica, en la que se encuentra la clase política mexicana y cómo la inmoralidad de sus miembros es síntoma de la decadencia de una forma de hacer política. Sin embargo, un balance certero obliga voltear hacia las geografías invisibilizadas, a “los sótanos” de México que han emprendido una lucha frontal contra el sistema que amenaza la vida del planeta y de los pueblos de todos los rincones, puesto que ahí es donde se vislumbra la posibilidad de organizar la rabia colectivamente no sólo para sobrevivir ante esta tormenta que se avecina, sino para invitar a pensar el mundo que “se irá naciendo” con el firme caminar de los pueblos.

 

En el mes de mayo el Congreso Nacional Indígena (CNI) instaló el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) con la presencia de los delegados de los más de 400 pueblos, naciones, tribus y barrios que integran el espacio de lucha que es el CNI desde 1996.  Un hombre y una mujer, representantes de cada pueblo, acudieron para materializar los acuerdos del V encuentro del CNI durante octubre de 2016 y enero del 2017. El 1° de enero se declaró [1] pasar a la ofensiva y utilizar la mediatización del proceso electoral para focalizar esos reflectores a la situación de guerra que padecen las comunidades indígenas y no indígenas de este país, para lo cual los delegados volvieron a sus territorios para seguir con el proceso de consulta, información y discusión acerca de cómo esa irrupción implicaría también una alternativa para la población marginada de México para articular la resistencia del campo y la ciudad.

 

La instalación de un Concejo Indígena de Gobierno, cuya aspiración es lograr el autogobierno de México mediante una ética política del mandar obedeciendo [2] fundamentada en la experiencia organizativa de los caracoles zapatistas, es un hecho sin precedentes que hizo retemblar a la opinión pública nacional. El racismo emergió desde las entrañas de esta cultura tan lastimada y, en voz de políticos y comunicadores, se materializó en forma de desprecio y odio en contra de la propuesta de los pueblos originarios. Sin embargo, fuera del escenario mediático, en las geografías del abajo, donde no llegan las limosnas de los programas sociales ni las cámaras de televisión, la iniciativa ha tomado pies y se ha echado a andar para llevar la voz de los originarios de estas tierras en voz de María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy. La propuesta del CNI convoca a la organización que, en un escenario de guerra y militarización de los territorios, se hace más urgente que nunca en la historia del país, no sólo porque el Capitalismo amenaza de manera más sangrienta la vida de las culturas y del planeta, sino porque las vías políticas que los movimientos sociales y los sectores de la sociedad civil progresista habían tomado están canceladas, la experiencia de un país como México lo ha evidenciado. Es decir, caminos “muy otros” se están recorriendo por “la reconstitución integral de nuestros pueblos”

 

La concepción de los partidos políticos parte de una perspectiva individualista que, a su vez, es un reflejo de la concepción occidental desde la cual fueron creados. En ese sentido, los pueblos pensamos en la colectividad y, como ustedes pueden ver, aquí hay una representación colectiva. Además, en este contexto de guerra y de muerte que ha bañado de sangre nuestras tierras, también nos hemos dado cuenta de que son justamente los pueblos de este país los que están generando alternativas reales contra la guerra que estamos viviendo, a través de la reconstitución de sus tierras, la articulación de sus autoridades tradicionales o el ejercicio de métodos de seguridad propios. Nosotros no pensamos que la solución no va a venir de una sola persona [...] [3]

 

Arropada por pueblos, colectivos, individuos, sindicatos, organizaciones, la vocera del CIG emprende una gira en territorio rebelde zapatista para iniciar un proceso que espera articular las luchas y resistencias de México y el mundo contra el Capitalismo, con la apuesta de construir nuevas relaciones sociales. El camino que deciden colectivamente tomar, lograr el registro a la candidatura de la presidencia, es estrecho y se comprueba una vez más que las instituciones electorales no están hechas para democratizar este país, mucho menos desde una visión colectiva y de abajo, sin embargo, es hora de salir e inundar las calles con la creatividad que sea necesaria para reencontrarnos y reconstruirnos, porque sólo con otr@s será posible defender lo que somos y seguir viviendo con dignidad.

 

 

HI: ¿Cuáles son las perspectivas y desafíos del Consejo Indígena de Gobierno en el 2018?

 

ALF: Los pueblos que integran al CNI, cuyos representantes se han sumado como concejales al recién constituido CIG, saben que no será sencillo librar esta batalla contra los calendarios y formas de “arriba”; también que, por excelencia, el proceso electoral y los múltiples actores que participan de él celebran la “fiesta de los ricos” y que ganar el juego bajo las reglas del poderoso no sólo es imposible, sino que tampoco lo buscan. El CIG está caminando en un tiempo distinto, fuera de la lógica electoral que sólo sustituye la cara visible de la administración estatal, pero que no transforma ni cuestiona al poder en sus cimientos.

 

Irrumpir en esa fiesta y echarle a perder al arriba su juego ya pactado es uno de los propósitos de la iniciativa del CIG, más no sólo. El CIG luchará con todos los medios y con tod@s l@s que estén dispuestos a ser parte de este caminar para sobrevivir los embates de la hidra capitalista y sus más variados rostros.

 

Hasta el día de hoy, la iniciativa camina con una dinámica propia, bajo sus propias reglas y tiempos. Más pueblos originarios se suman al CIG nombrando a sus concejales e incluso se dan fuertes pasos al organizar la resistencia por el territorio y los recursos naturales, ya que actualmente la mal llamada guerra contra el narco se ha dedicado a paralizar la lucha de las comunidades indígenas mediante la desaparición y el asesinato de l@s defensores de la madre tierra en manos de militares y grupos paramilitares que se han apostado en todo el territorio nacional. Organizar la rebeldía es el objetivo que se construye diariamente por indígenas y no indígenas que respaldan el carácter anticapitalista y antipatriarcal de la propuesta de lucha nacida democráticamente del seno del CNI. Cimbrar el escenario electoral y el imaginario nacional con nuevas formas de hacer política mediante estrategias colectivas que invitan a la organización y evidencian la podredumbre del sistema desmoronándose es un reto que indudablemente los pueblos del CNI están dispuestos a tomar, porque no hay más alternativas que la lucha colectiva de abajo y a la izquierda para configurar un mundo más allá del agonizante capitalismo.    

 

* Profesora normalista y Licenciada en Letras por la Universidad Autónoma de Zacatecas. Ha colaborado con el suplemento cultural de La Jornada Zacatecas y otros suplementos culturales con artículos de carácter literario y/o sociopolítico. Su labor académica está orientado al tema literatura y Revolución, al análisis de la labor del intelectual comprometido, así como en análisis del discurso. Escritora, miembro de la Red de apoyo al CIG en la ciudad de Zacatecas.

 

 

Notas

 

1. CNI-EZLN, comunicado Que retiemble en sus centros la tierra, 12 de octubre 2016.

2. 1)-Servir y no servirse; 2)- Representar y no suplantar; 3)-Construir y no destruir; 4)-Obedecer y No mandar; 5)- Proponer y no imponer; 6)-Convencer y no vencer; 7)- Bajar y no subir.

3. Fortino Domínguez (concejal del CIG), Conferencia de prensa ofrecida el 28 de mayo luego de la instalación del Concejo Indígena de Gobierno.

Please reload

Hemisferio es una plataforma virtual que pretende fomentar el pensamiento crítico y los debates estratégicos de izquierda, con foco en la realidad nacional.
hemisferioizquierdo.uy
hemisferioizquierdo.uy@gmail.com

SECCIONES

ESPECIALES

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • White YouTube Icon

Montevideo, Uruguay.

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • White YouTube Icon