• Hugo Montaña

Hugo Montaña: "Parecería que devolverle a Artigas un gobierno de izquierda, se ve muy lejano"


Hugo Montaña_entrevista Hemisferio Izquierdo
Hugo Montaña

Entrevista a Hugo Montaña*.



1) ¿Cómo definirías la militancia en el interior?


El interior son varios interiores. En Artigas lo que se ve es que la militancia de izquierda y del Frente Amplio es pobre, es limitada. Siempre estamos las mismas caras para los actos que sean, quienes se movilizan son siempre los mismos. Te habla alguien que no tiene mucha militancia porque lo mío es más técnico, integro el Frente Amplio en su estructura con la Secretaría de la Junta Electoral y la Secretaría de Presidencia. Los tiempos no me darían pero uno observa que la militancia es pobre. Hay algo peor y es que no hay jóvenes de relevo, que vengan a sumarse.



2) ¿Cómo es el vínculo entre la militancia política y la social?


Hay un incipiente vínculo que también consideramos escaso pero que se dio sobre todo ahora con el referéndum contra la LUC. Esto fue porque se planificó desde las organizaciones sociales, sindicatos y demás con el Frente Amplio para organizar la campaña y el acto electoral. Pero es una cosa tenue, no hay tanto vínculo como podría presumirse.

También en el momento de hacer específicamente el acto electoral, básicamente el que puso su estructura fue el Frente Amplio porque los compañeros de las sindicales y de los gremios no tenían ni la experiencia ni los medios como para haber organizado eso. Entonces se vio ese vínculo necesario para ese evento pero en otras instancias te diría que no hay vínculo ninguno.



3) ¿Cómo se vinculan con las militancias más montevideanas? ¿Y las militancias del interior entre sí?


Hay sobre todo con el gremio de Magisterio una fuerte presencia en los medios y hablan de la actividad que tienen a nivel nacional. Los profesores también de educación secundaria. Otros gremios no se ven tanto. Después está el SUNCA que tiene vínculo un poco más fuerte con el Frente Amplio con su propia central de Montevideo y ellos tienen presencia social muy fuerte en Artigas, están siempre presente en varios lados.

Pero son escasos aportes también. El interior es muy particular en ese sentido.


Militancia militancia no hay. Lo que hay es que cuando uno de los sectores o partidos que integran el Frente Amplio, algunos militantes (pocos) van por ese sector de cada partido o sino cuando el Frente convoca a una convención o un plenario que son excepcionales.

Como también se usó la modalidad de Zoom, eso también desmovilizó a la gente que se enganchó más en lo virtual que en la militancia real.

También sucede notoriamente que cerca de los actos electorales aparece gente que estaba inmovilizada o desencantada ahí logramos que aparezcan algunos pero siempre cerca de una elección tanto nacional como departamental o una interna frenteamplista.



4) Visto desde la capital, parecería que uno de los desafíos más importantes de militar en el interior es la "inferioridad numérica" respecto a la presencia de los partidos del bloque conservador. ¿Cómo se da esa relación y qué desafíos impone?


Los partidos tradicionales son quienes tienen la sartén por el mango ahora. Ellos ganan la intendencia: el intendente que tenemos ahora acá es el único intendente en la historia que repite el mandato por dos períodos. Una cosa rarísima porque nunca se había dado. Y cada vez uno asiste como mirando desde un balcón, las prácticas clientelistas, el amiguismo, toda esa forma de hacer política: el regalo de chapas, de canastas, de acomodar a sus amigos y a los amigos de sus amigos. Entonces prácticamente el militante nuestro, la militancia nuestra, el frenteamplista de a pie ve todo eso y parecería que devolverle a Artigas un gobierno de izquierda, se ve muy lejano. Uno tiene la esperanza de recuperar el gobierno nacional pero a nivel departamental está más lejos todavía.


Y finalmente agregar que nosotros también colaboramos con eso. ¿Por qué? Porque nuestro discurso frenteamplista es mucho de la denuncia, está basado mucho en radicalizar la denuncia de lo que ellos hacen mal, de lo malo que son como gobierno y las prácticas corruptas que plantean. Pero eso la gente lo sabe y no le importa porque han ganado de vuelta. Entonces el detalle que yo veo es que nosotros también tenemos que bajar un poco las revoluciones y no ser tan radicales en el discurso. Tener un discurso más moderado porque el artiguense medio, su perfil, no está ni ahí con el marxismo ni con el comunismo ni con democracias cristianas. Lo que quiere es una suerte de democracia social que sea abarcativa y que le solucione su vida, eso es lo que le interesa. Con las ideologías no está ni ahí. Entonces si nosotros logramos que nuestros candidatos a intendentes y a edil bajaran dos cambios en el discurso y planteáramos un discurso más de apertura hacia esos otros estamentos sociales, pienso que nos iría un poquito mejor.

Igual no tengo la respuesta porque ya perdimos dos veces seguidas en Artigas y por goleada.



*Hugo Montaña. Presidente de la Comisión Electoral del Frente Amplio. Secretaría en Junta Electoral, Artigas.