“Conjugar sindicalismo crítico y clasista con plena vocación de síntesis unitaria”

Imagen: Diego Rivera, Fragmento del mural "Epopeya del pueblo mexicano" (1935)

 

 

Entrevista a Gustavo Fernández, militante sindical de Fuecys

 

En este especial del movimiento sindical Hemisferio Izquierdo entrevista a Gustavo Fernández, miembro del CDN (Consejo Directivo Nacional) de la Fuecys (Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios). Su sindicato de base es el Sindicato de Trabajadores del Mercado Modelo siendo integrante de su Secretariado. Responde a la Agrupación La Huella y forma parte de la Lista Unitaria 5-1930.

 

 

HI. Comencemos caracterizando un poco la FUECYS: ¿qué cambios se han procesado en los últimos años y cómo se encuentra hoy?

 

Primeramente algunas precisiones. Las siglas FUECYS las adquiere a partir del XV Congreso (2012) ya que ésta Federación fundada en 1930, con su denominación FUECI (comercio e industria) es la expresión nucleadora hoy de los diversos sindicatos de la rama del comercio y los servicios por lo que se decide modificar su nombre. La rama comprende a unos 300 mil trabajadores en todo el país, principalmente empleados de supermercados, Shooping Center, Call Centers, comercios minoristas, portería y seguridad, limpieza, tiendas, barracas y comercios en general, empleados de entidades gremiales, clubes deportivos, recolección de residuos, áreas verdes y todo tipo de servicios tercerizados, y en lo que respecta a nosotros todo el sector de trabajadores ligados al servicio, comercialización y distribución mayorista hotifrutícola del país, que se concentra en gran parte en el Mercado Modelo.

 

En cuanto a los niveles de afiliación hoy la Fuecys cuantifica unos 30 mil afiliados, lo cual si bien ante el universo total de trabajadores que comprende el sector es un 10%, si comparamos que hace 10 años atrás los afiliados a la federación eran solamente 4 mil veremos que hubo un crecimiento exponencial que se debe sin duda a la reapertura, en el 2005, de los Consejos de Salario y la Negociación Colectiva de la que el movimiento sindical se supo aprovechar. En particular la Fuecys representa en los Consejos de Salario a más de 50 mesas de negociación comprendidas en 4 grupos madre, el 10, 11, 19 y 20.

 

Estamos hablando de un sindicato que tiene en esta coyuntura un gran potencial cuya función es organizar y federar cientos de sindicatos de base que tienen realidades diversas, por eso no es, ni puede ser, un sindicato único. Aunque también hemos planteado en alguna oportunidad que no somos sindicatos autónomos cuando nos conviene y sindicato único cuando nos viene bien. En tanto Federación debemos ser parte de una orgánica y defender un programa que nos potencia como rama en las luchas por mejores conquistas. En tal sentido, desde la Federación, a partir del XVI Congreso llevado cabo en noviembre del año pasado al cumplirse 85 años de lucha, con una nueva dirección nacional, electa en dicho Congreso, compuesta por 39 miembros y 13 secretarías, que junto al presidente conforman el Consejo Central, definimos que la prioridad es fortalecer los sindicatos existentes y crear nuevos sindicatos donde no los hay, descentralizando a la organización en Mesas Departamentales y apuntando, cuando hayan condiciones, a constituir regionales. Cada secretaría se encuentra discutiendo y diseñando sus planes de trabajo que serán aprobados por la Dirección Nacional a efectos de prepararse para una difícil lucha porque la Fuecys y el movimiento sindical en general afronta un período que se presenta difícil y este año está lleno de desafíos ante la sexta ronda de Consejos de Salario en donde las cámaras empresariales van a jugar a la baja en el marco de un paquete de pautas del Poder Ejecutivo que habilita a la desindexación salarial.

 

 

HI. ¿Cuáles son las principales reivindicaciones o ejes programáticos que están llevando adelante?

 

Del último Congreso salieron un conjunto de objetivos y acuerdos programáticos que incorporamos a la plataforma. Entre los temas que conforman esta plataforma reivindicativa se encuentran: a) tender a un sueldo mínimo del sector de $20.000 mensuales; b) correctivos anuales para todos los convenios del sector comercio y servicio y c) unificación del cierre de los grupos y subgrupos del sector.

 

En cuanto a condiciones de trabajo: a) reglamentación del horario comercial implicando entre otras cosas la no apertura de los supermercados y otros centros comerciales en los días feriados no laborables y descanso los domingos; b) 44 horas semanales para el sector servicios y reducción a 40 horas de jornada semanal para el sector comercio; c) evaluación de tareas y redefinición de categorías; d) antigüedad y carrera funcional; e) también se reafirman cuestiones de género y equidad ya resueltas en anteriores congresos como el acoso moral, la protección a la maternidad y lactancia, guarderías, entre otras cosas.

 

Algunos puntos de la plataforma hacen referencia a anteproyectos de ley o leyes y reglamentaciones ya existentes como ser: a) la Ley de Insolvencia Patronal; b) mejorar la Ley de Nocturnidad; c) ampliación de la lista de enfermedades profesionales por parte del BSE y unificación de todos los decretos y reglamentaciones de salud laboral en una Ley abarcativa en ese aspecto; d) incorporación en los convenios colectivos del Decreto 158 de la OIT referida al causal de despido; e) regulación de los Call Center; f) Ley de regulación de la tercerizaciones. Se viene trabajando también en una Ley de Regularización del sector carga y descarga del Mercado Modelo, y se impulsa una iniciativa legal proclamando el 21 de junio como “Día del Trabajador del Comercio y Servicio”.

 

Este Congreso fue precedido por dos Encuentros pre Congresales, un Encuentro de Salud Laboral, Encuentro de Jóvenes y Encuentro de Género. Todas estas reivindicaciones, más que justas y que son derechos inobjetables, se conquistarán y/o defenderán con lucha y movilización atrás, con organización del conjunto de los trabajadores y trabajadoras quienes con su actividad laboral mueven una parte importante de la economía del país. Los desafíos son grandes y habrá que dar las batallas.

 

 

HI. El sector comercio y servicios suele ser intensivo en mano de obra, por lo que el salario es una variable clave en sus márgenes de ganancia, ¿esto la hace una patronal particularmente complicada?

 

El sector empresarial relacionado al comercio y los servicios en general ha crecido enormemente en esta etapa. Cabe señalar que el mismo cobró en las últimas décadas una notoria relevancia porque se reactiva en torno al lugar que se le asigna al país en la reorganización de la economía mundial. Veamos, en el proyecto neoliberal para la región -implantado tras dolorosas dictaduras en el Cono Sur- uno de los roles fuertes que tiene Uruguay es el de plaza financiera, la economía extractivista, la agricultura extensiva, el negocio forestal y el sojero, la logística y buena parte de los servicios.

 

El país también es para las trasnacionales un campo fértil para la explotación del comercio en grandes superficies vía supermercadismo y empresas internacionales de la seguridad, la comunicación y los telecentros, los cuales van avanzando al galope monopolizando sectores, insospechados antes, de la cadena comercial y los servicios. A estas grandes transnacionales se les garantiza la obtención exclusiva de exoneraciones fiscales, y en última instancia que estos empresarios vengan y jueguen con reglas propias, ya sea por acción u omisión, como bien dice el dicho y que se suele utilizar “es responsabilidad de los dueños de casa”. Las empresas locales que desempeñan servicios que antes eran públicos gozan de buena salud y muy poco respetan la legislación laboral vigente. Las patronales del comercio y servicio piensan que el mejor sindicato es aquel que no existe y en cuanto a los derechos de los trabajadores, cuanto menos haya mejor.

 

Pero en general, todo el sector de comercio y servicio se encuentra bajo sistemas de flexibilidad laboral muy particulares. Debemos analizar esto en el marco de las políticas con que el gobierno promueve la atracción de inversión extranjera exigiendo muy poco en contrapartida. Las grandes cadenas de supermercados, empresas de seguridad y los Call Centers son parte de los grandes grupos económicos y pulpos internacionales que se encuentran instalados en los 5 continentes. Como empresas transnacionales sus estrategias para trabajar en el país son muy corporativas a la hora de obtener beneficios para sí mismas. En los pliegos de condiciones son muchos los derechos pero pocas las obligaciones con las que estas empresas se introducen en el país. De esta forma, el sector comercio y servicio al que pertenecemos es uno de los más afectados por las políticas neoliberales y esto genera a la vez que se encuentre en su mayor parte bajo formas de trabajo donde se dificulta -debido a la gran precariedad laboral y condiciones que predominan en nuestro sector- la libre sindicalización.

 

Por otro lado, en estas grandes superficies reina la soberbia y no se respetan cuestiones que ya a esta altura deberían estar más que claras. Por ejemplo las cadenas de supermercados Disco, Géant y Devoto, integrantes del Grupo Casino, facturan en conjunto unos 600 millones de dólares anualmente y los salarios de sus empleados -como en todo el supermercadismo- solamente representan poco menos del 13% de su recaudación, siendo hoy nuestra rama parte de los quincemilpesistas que tienen los salarios más sumergidos. A esto se le suma el acoso laboral, la persecución sindical y hasta la quita de presentismos por concurrir por ejemplo, al acto del 1º de mayo como ha pasado en varias oportunidades en estos gigantes eslabones de la cadena.

 

 

HI. ¿Qué política lleva adelante tu agrupación?

 

Bueno, empecemos por mencionar que la Agrupación la Huella es una agrupación de trabajadores y trabajadoras que, siendo de diversas filiaciones político-ideológicas, buscamos coordinar desde nuestros sindicatos y ramas de actividad en el marco de objetivos y acuerdos programáticos para desarrollar una práctica militante que aporte a la construcción de una mejor Federación.


 

Participamos de la Lista 5 de Fuecys, la cual surgió de entre los sectores que tenemos una visión crítica de la actual conducción de nuestro sindicato madre y que apuestan a hacer de la Fuecys una organización más democrática, participativa, horizontal y cristalina. A partir de la Lista 5 y en base a la discusión programática con la Lista 1930 se forma la Lista Unitaria 5-1930 en la que apostamos nuestras expectativas y de la que como Agrupación formamos parte.

 

Somos parte de diversos sectores y sindicatos del comercio y los servicios e integramos hoy por hoy la Dirección Nacional de la Fuecys, así como participamos activamente de algunas Comisiones adscriptas a diversas secretarías.

 

A nivel general creemos que tiene que haber un cambio en como concebimos la estructura del movimiento sindical la cual es producto del acuerdo entre las diversas corrientes. No podemos hablar de unidad y en la primera de cambio querer hacer de la Convención una Central, porque justamente la estructura que hoy tenemos es uno de los pilares que sostiene la unidad sindical. Plantear esto, a veces de forma implícita en alguna de esas brillantes ideas que salen cada tanto en los Congresos del PIT-CNT es como si en el plano internacional a alguien se le ocurriera terminar con la independencia de la Convención con aquellas asociaciones internacionales que responden a una o a otra corriente, y ponga como moción afiliarse a una de ellas, esto atentaría de igual forma contra la unidad porque justamente agrietan los acuerdos del Congreso de unificación.

 

Creemos también que tiene que haber igualmente un cambio en las formas de concebir la intervención e incidencia de las fuerzas políticas que, legítimamente y con todo derecho, operan en los sindicatos. Tiene que haber independencia de clase e independencia política en su más amplio sentido porque ni los sindicatos ni el PIT-CNT como expresión articuladora de éstos debe ser correa de transmisión de ningún partido político y de ningún gobierno por más progresista que sea. Esto no supone desconocer los avances, sino que significa no permitir ningún retroceso de las conquistas logradas y no esperar por tiempos electorales cuando precisamos profundizar los cambios aquí y ahora e interpelar a quienes gobiernan para que den un giro a la izquierda.

 

Creemos también en esa práctica sindical que promueve y da pie a la más amplia democracia respecto a la toma de las decisiones, no en aquella participación nominal y cuasi consultiva que generalmente se promueve y que solo sirve para legitimar la línea programática que se cocina en otro lado y que se suele imponer bajando el lineazo sin promover la problematización, el intercambio y la síntesis colectiva.

 

Y en esto hacemos mucho hincapié, porque los nuevos sectores de trabajadores que se han sindicalizado no pueden ser simples espectadores y que todo gire en torno a las figuras o cuadros dirigentes y más aún en torno a los buenos negociadores con las patronales, negociación que es sin duda alguna una herramienta política pero que tiene que entenderse sobre la base de la discusión colectiva.

 

Nuestra agrupación, no por si sola, sino en el marco de necesarias políticas de alianza, apuesta a llenar el lugar vacío de un sindicalismo crítico y clasista que hay en la Fuecys para intentar recobrar aquellos valores obreros que se han perdido en el camino como la ética sindical, la solidaridad sin mirar de que lista es un sindicato o a que lista responde. Pero queremos dejar claro, porque lo que tratamos es de conjugar nuestra concepción de un sindicalismo crítico y clasista pero con plena vocación de síntesis unitaria, porque creemos que la unidad sindical es una cuestión estratégica y porque creemos que los rumbos de nuestro PIT-CNT serán producto de una sana y fraterna “disputa” a partir de la coexistencia entre las diversas corrientes sindicales.

 

Porque bien sabemos que en la Fuecys hay cosas para cambiar, pero también somos conscientes que no existen las verdades absolutas ni las fórmulas mágicas. Sabiendo que los desafíos son enormes y que nuestra Fuecys también precisa de nuestro aporte. En este sentido es que desde nuestro lugar de militancia, desde nuestros sindicatos y nuestras tareas en la Federación, queremos decir presente y ser parte de esta lucha. Por sobre todas las cosas, bregar por el fortalecimiento y la unidad de nuestra Fuecys y nuestro movimiento sindical, en eso estamos y es este nuestro compromiso.

 

Please reload

Hemisferio es una plataforma virtual que pretende fomentar el pensamiento crítico y los debates estratégicos de izquierda, con foco en la realidad nacional.
hemisferioizquierdo.uy
hemisferioizquierdo.uy@gmail.com

SECCIONES

ESPECIALES

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • White YouTube Icon

Montevideo, Uruguay.

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • White YouTube Icon